Pesadillas necesarias

Recientemente se armo un revuelo peluqueresco alrededor del III Congreso Internacional sobre la lengua española a celebrarse en Argentina.
Al parecer el chisme iba porque no lo habían invitado a García Márquez, para que vean que el chisme le gusta a todo el mundo, sobretodo a los periodistas.
Se decía que no lo habían invitado al Gabo porque la ultima vez se lanzo una reforma que, de ser cumplida, haría llorar de alegría a los niños en el tercer grado. Resulta ser que el Gabo,y muchos nos sentiremos identificados con esto, tuvo que luchar eternamente con su mala ortografía ( o su ausencia de ortografìa, como les parezca mejor).
Kitschner rapidito mando a decir que si no lo invitan esos dinosaurios lo invita el a la Argentina, y que Gabo es bienvenido a esta cuando quiera.Saramago, que al parecer también es fan del chisme, dijo que si no iba elGabo no iba el (y saco la lengua cuando lo dijo).
Todo se aclaro (aunque en los periódicos de acá no he visto ninguna aclaración a pesar de que el problema fue expuesto en toda una pagina) cuando el Gabo salio a decir que el siempre se ha sentido invitado por la academia y que no va porque se aburre en esas cosas, ya que desde que se gano el Nóbel se la saca de todos esos congresos y honoris causa (cada uno a la finales es dueño de su vida no?).

Y esto me lleva a una discusión: La calidad, porque la ortografía y la gramática se las ataca por eso lado. ¿Por qué un texto tiene que responder a la tiranía del lenguaje? ¿No que el arte es libertad? A continuación mi opinión: Yo pienso que es esencial conocer las herramientas del lenguaje, que mucho daño se hace con esa percepción de que no hay que hacerle caso a la academia, y se le hace daño a los recién iniciados. Si quieres destruir una cosa tienes que conocerla de lleno. Tienes que ser implacable con lo que quieres deconstruir.
Todo el mundo puede ser un buen escritor o cualquier cosa que se proponga hacer, y uno escribe principalmente para uno, pero mostrar un texto es un trabajo de seducción, y la seducción requiere estrategia. No es una cuestión de status quo o de querer hacer a un lado a las nuevas propuestas, porque la verdad es que en mi experiencia los escritores consagrados reciben mucho mejor un texto de algún escritor nuevo que sus propios compañeros nuevos.
La sencillez y transparencia no quiere decir simplicidad en el proceso.
Hasta el mismo Gabo, que es el portaestandarte de todos los que dicen que la ortografía y la gramática no sirven para nada, recalca la importancia de las mismas.
Yo pienso que los surrealistas fueron mal interpretados en ese asunto de la inspiración, porque leyendo las cartas de Julio Cortazar a su editor deRayuela, es impresionante la precisión de los detalles incluso en los cortes de las páginas.

El conocimiento, pienso yo, debe servir como método de agudizamiento del placer de leer y de escribir. No le haga caso a los pretenciosos, a la gente que se tira los pedos con antena porque ha leído màs, están perdidos en su ego. Pero hágale caso a la genialidad de la humanidad, està presente solo para hacernos la vida más placentera.

Leave a Reply

%d bloggers like this: