Category Archives: Aforo Físico

La Sociedad secreta de las Salustrianas de Jujui

Fue Silvina de Neuquén la que me enseño este video,

 La presidenta argentina es parte de este grupo agridulce que como latinoamericana miro desde la deserción con un sentimiento indescifrable: socialistas del siglo XXI. Y no, no tengo posición al respecto, está gente toca cosas que  solo podría disolver en el diván; pareciera que nuestros lideres son nuestros maridos. Yo hasta hace poco no lo entendía, ¿porqué es tan visceral todo? En que momento vamos a dejar de hablar de nuestro emperador con tanto odio e infinito amor, un poco de sosiego.

Salustriana y las aduanas argentina me abrieron los ojos, y no traigo esperanza sino espanto ante un loop  en el cual nos hemos metido nosotros mismos.

La sustitución de importaciones o suplantación de importaciones tiene una lógica simple: Solo subir la producción nos salvara. En los setenta ya lo implementamos en el Ecuador y fue mi profesor de microeconomía en la universidad que me enseño las maravillas del sistema y lo bien que nos fue. Según este moreno ojiverde, emelecista, a diferencia de lo que dicen, la suplantación de importaciones en Ecuador significo auge en la economía. Restringir la entrada a los países de ciertos productos estratégicos haría que la industria prospere, cómo dicen los españoles “por narices”.

No puedo documentarme sobre como fue la historia en realidad porqué aquí la bibliografía que tengo a mano es penosa (Wikipedia a lo mucho) Pero la idea se capta, creo.

“Made in me”

Desde hace unos 3 años circula por los Couriers express (yo trabajo en esto)una lista de las cosas que ya no se pueden entrar como muestras régimen Courier a la Argentina, la lista es tan especifica y críptica a la vez, contiene cosas como : herramientas y sus partes (wtf) Radios de frecuencia MGH tal a tal, cualquier cosa que contenga algodón, juguetes etc.

Las listas sirven para simplificar las cosas, se supone que es sencillo:  lo que está en la lista no se puede enviar  y punto; el espectro es amplio y las ganas de romper “palle” de la gente también.

Yo: mira Lola,  No se pueden enviar juguetes a argentina por Courier,

Lola: pero una replica de Leonardo “la tortuga ninja” en su caja original no es un juguete es un articulo de colección.

Si la línea es gris un inspector aduanero tendera siempre a hacerla negra, no blanca. Esa es la tragicomedia de la logística.

Cristina ha venido a salvarnos, ella puede cerrar las aduanas, proteger a los argentinos de sus excesos de la enfermedad del consumismo que nos han dictado los países del norte. Es casi como la dictadura de la nostalgia, desesperados por ser, buscamos el elixir del puro sabor nacional. Siento ese amor y paternalismo  en  Correa, diciéndonos que no podemos tener tantos móviles, bajándonos el crédito en las tarjetas de crédito. No es tan fácil hacerle oposición a esto, al final de cuentos si: somos lamparosos y nos sobre endeudarnos y tambien es verdad que lo saludable es consumir lo local, al menos esa es la utopía que domina la opinión pública en esta época pre-apocaliptica maya. Conozco gente igual de inteligente y lucida que podría defender y atacar la suplantación de importaciones pero hay una línea que moldea lo ridículo en las dos posturas yo dibujo la línea en algunas cosas que he podido ver de la aduana Argentina, por ejemplo en las restricciones de importación de  libros por el régimen de paquetería pequeña. Se medirá la tinta de acuerdo al número de palabras y páginas, para ver si están detrás de un parámetro, teniendo en muchos casos que ir al aeropuerto en buenos aires a levantar un DUA (DJAI en Argentina) en aras de:

El objetivo oficial es resguardar la “seguridad de la población” mediante “mecanismos de control tendientes a eliminar los peligros derivados del uso de tintas con altos contenidos de plomo en productos gráficos”, tal como señala la resolución 453/2010. Tal norma obliga a certificar que las tintas que se utilicen en productos gráficos no contengan “más de 0,06% de plomo”. Fuente Noticias Yahoo (tragame tierra)

Alguien se atreverá a llamarlo realismo mágico, me parece de mal gusto hacerlo.

Silvina y yo somos socias en un colectivo, hablamos de nuestros planes y discutimos, ella es la de las buenas ideas yo soy la que le lleva la contraria con la realidad. Regreso a ella porque me es imprescindible volar a la galaxia donde quiera llevarme aunque me pase todo el viaje quejándome de las alturas.

Cuando lo veo todo negro y podrido (vivo bajo el gobierno de Mariana Rajoy, es el pan de cada día)  espero que venga Cristina en el tango 01 a salvarnos, ella una más, un ser humano corriente, como le aclaraba a Salustriana mientras el jefe de prensa cortaba la conexión y la sala estallaba en una concierto de aplausos.

%d bloggers like this: